UN APARTAMENTO EN TONOS PRIMAVERALES

 

Fue una gozada decorar este apartamento. Trabajar con colores tan agradecidos que una vez coordinados y colocados en su lugar, nos dan una sensación de armonía y relajación. Es un ejercicio que a cualquier interiorista le seduce realizar. Lilas en el salón sobre una base blanca. Le añadí toques en gris como las cortinas y la lámpara de techo. Como la terraza se abre desde el salón elegí los mismos tonos.

Así nos quedan unos espacios unificados que respiran armonía. Los dormitorios tonos cálidos, relajantes azules, rosados, grises, beis. Los plaids a los pies de la cama me gusta ponerlos de la misma tela que las cortinas así tenemos una uniformidad que nos da relajación en estos espacios tan importantes para la tranquilidad.

 

 

Conseguí un espacio que donde sentirse relajado es lo primordial.

Es uno de mis proyectos de los que me siento más orgullosa.

Supuso un esfuerzo muy grande la realización de este interiorismo.

Viendo las fotografías parece muy fácil que todo fluya y este realizado en dos días.

Pero la realidad es otra, detrás de cada tapizado, cada mueble por pequeño que sea, detrás de cada objeto decorativo hay muchas horas de pensar, de probar, de cambiar, de aciertos y de errores.

Hasta llegar a un punto de encuentro en el que todo encaja.

 

 

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =