UN CENTRO DE MESA GENIAL PARA NUESTRO VERANO

UN CENTRO DE MESA GENIAL PARA NUESTRO VERANO

 

Con unas maderas y un poco de pintura a la tiza chalk paint me las ingenie para hacer un centro de mesa de lo más veraniego. Tenía unos listones que no sabía qué hacer con ellos. Además aproveche el largo que tenían, no quería liarme en hacer muchos cortes las sierras y yo no nos llevamos bien. Dos  trocitos para los laterales fue todo lo que me atreví a serrar. Cola especial para madera y unos clavos largos para que cogieran bien las dos piezas. Con tan pocos materiales ya tenía armado una especie de cajoncito muy largo ideal para una mesa rectangular.

 

 

El siguiente paso que di, pintura a la tiza chalk Paint blanca aplicada con la técnica del pincel seco. Consiste en cargar el pincel con la pintura, extender sobre la madera y con un trapo húmedo ir retirando el exceso de pintura. Lo bonito de esta técnica es que se entrevean las vetas de la madera. Más sencillo imposible, no es necesario que quede perfecto la idea es que parezca antiguo, recordemos que lo vintage está de moda.

 

 

Rellene mi cajón, a partir de ahora mi centro de mesa vintage lo subí de categoría. Con caracolas, conchas, palitos y piedras de la playa recogidos en nuestros paseos. Y por último unas sencillas velitas de té. A mí me tiene enamorada, una cosa tan sencilla me parece tan bonita. Cuando me canse del tema veraniego le pondré flores o velones grandes o esferas lo que se me ocurra.

 

 

 

 

De momento lo coloque en la mesa de mi terraza, pero estoy segura que lo utilizare como objeto decorativo en alguna de mis decoraciones de Home Staging porque da mucho juego.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Dejar un comentario

10 + catorce =