CUANDO EL PROPIETARIO SE CONVIERTE EN TU ENEMIGO

 

Todas las ventas de una vivienda tienen una historia

Unas tienen un final feliz otras podrían tenerlo

P. nos encargó la venta de su casa y le propusimos nuestro Plan de Marketing Marsala Home.

Quien invierte en la promoción de las viviendas siempre son las empresas inmobiliarias

Le realice un primer Proyecto de Home Staging, y obtuvimos unas fotografías profesionales en alta calidad. De las cuales se eligieron las mejores para formar parte del dosier de venta. Ese mismo día se desplazó nuestra técnica en realidad virtual y le hizo un recorrido virtual. Nuestro asesor le valoro la vivienda y se llegó a un acuerdo en el precio de venta.

Publicamos la propiedad en los portales de confianza con los que trabajamos habitualmente y empezamos a recibir llamadas y a concertar visitas, a las que se les entregaba como habitualmente hacemos un dossier encuadernado de la vivienda. Se atendió, se asesoró, se recibieron las primeras ofertas, se le pasaban puntualmente a la propietaria. Y su respuesta nos llegaba a la semana, semana y media. Las respuestas deben de ser más rápidas, pero supimos llevar correctamente la operación. ¿En fin, hasta ahí todo bien verdad? Lo normal en la gestión de una empresa inmobiliaria.

Pasaron varios meses y ninguna de las ofertas le parecía adecuada a P. por ello seguimos manteniendo el mismo precio de venta que acordamos. Como vimos que se enfriaban las visitas, le propusimos realizarle un segundo proyecto de Home Staging. Esta vez al atardecer, para potenciar una de la estancia exterior de la propiedad. Y allí nos fuimos con mi maleta llena de velas, de guirnaldas de luces, de flores y un sugestivo ambiente de comida. Seguimos regalando nuestro trabajo, pero nos gusta tanto, confiamos en nuestra experiencia y presumimos de ello. Así que no nos importó, somos optimistas y creemos en lo que hacemos. A la vez se le propuso llegar a una propuesta de precio a la baja, aunque nada alarmante.

Si recibíamos una propuesta en firme debíamos de saber nuestro tope para la negociación

Y llego una propuesta de compra por parte de una muy buena compradora, perfecta para la compra de ese tipo de vivienda. En principio nos propuso un precio de venta que en nada bajaba del tope mínimo de P. La contestación de la propietaria la recibimos tras quince días. La compradora nos llamaba, nos preguntaba y nosotros excusábamos una y otra vez a la propietaria. Su respuesta fue que no aceptaba el precio, precio con el que ella misma si estaba de acuerdo unos días antes. Al cabo de unos días recibimos un email de P. diciéndonos que nos retiraba la venta de su propiedad. Nos pareció bien, todos y todas somos libres de tomar nuestras propias decisiones. Lo que no nos pareció correcto es que nos acusara de querer cerrar la venta a un precio bajo, un precio que ella misma acepto en un principio. Y por supuesto no era un precio bajo.

Al cabo de unos días la persona interesada en la vivienda nos volvió a llamar y nos propuso comprar la vivienda al primer precio que propusimos, no negociaría ni un céntimo. Se lo comunicamos a la propietaria y nos contestó una semana más tarde, como era su costumbre. No reproduciré su contestación.

Sentí una tremenda decepción y no fue por no vender la propiedad si no porque el esfuerzo realizado tanto económicamente como personalmente por parte de varios miembros de la empresa no tuvo ningún reconocimiento. Pusimos toda nuestra pasión en ello, nuestras ganas y nuestro saber hacer.

Por ello siempre digo que lo que a nosotros nos da la vida, lo que a nosotros nos hace seguir adelante, lo que nos saca una sonrisa, son los propietarios agradecidos, los que de vez en cuando te envían un mensaje preguntado cómo va la cosa. Esos vendedores, compradores, arrendatarios, inquilinos, que se convierten en amigos. Que entienden nuestro trabajo, que nos dan las gracias, no por educación si no porque lo sienten de corazón.

Gracias, gracias y mil gracias a todos y todas

Porque la venta o el alquiler de tu casa es un trabajo en equipo

EQUIPO MARSALAHOME

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − ocho =