UN LOFT MASCULINO QUE PODRIA CONVERTIR EN MI CASA SIN DUDARLO

 

Espacios abiertos y una entrada de luz natural fue la consigna del propietario

Un edificio histórico en Vancouver en la Columbia Británica renovado íntegramente por el arquitecto Omar Albel

La fuerza de la madera, la fragilidad del cristal, contrastes en los textiles, espacios de diseño en contraposición con la rusticidad de las maderas

Un antiguo edificio usado como almacén de electrodomésticos fue convertido en un loft increíble. Se creó un patio amurallado abierto al cielo, una especie de cubo de la naturaleza en el centro del edificio. Una especie de jardín de luz acristalado, desde donde todos los espacios giran y se entrelazan. Las paredes en ladrillo cara vista nos recuerdan tiempos pasados, cuadros en gran formato en tonos azules sintonizando con el sofá del espacio del proyector nos invitan a recostarnos y pasar una agradable velada.

La viguería del techo nos arropa y envuelve todo el lof, transformándolo en un lugar cálido. El cubo realizado con cristales da el contrapunto a la madera, colocando un haz de luz que se expande por todos los espacios. Aciertos decorativos en todos sus rincones como el baño con la su pared de cristal o la cocina de diseño en blanco.

Colores fríos azules, amarillos, rojos frente a la calidez de la madera

Crear belleza a través del contraste

Carmen Alonso

Vía

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − seis =