LOS CLIENTES ESOS GRANDES DESCONOCIDOS, O NO

LOS CLIENTES ESOS GRANDES DESCONOCIDOS, O NO, MARSALAHOME

LOS CLIENTES ESOS GRANDES DESCONOCIDOS, O NO

El sector inmobiliario no debe de centrarse solo en vender si no en entender

La venta de una casa siempre genera una serie de emociones contradictorias, mil preguntas se agolpan en nuestro cerebro. Y si hablo de las dudas se multiplican por millones.

He tenido clientas que tras tener confirmada una reserva para su propiedad, siendo el precio de venta el que ellas pedían, se negaron a venderla.

Cada cual tenía sus razones y siempre hay que tratar de entenderlas y aconsejarles.

Las dudas, los miedos pueden apoderarse de las personas, es muy complicado afrontar los cambios.

No quiero cambios en mi vida

¿Se puede tener miedo en cuanto decides vender tu casa? Pienso que sí, los cambios son incomodos, nos crean malestar y demasiadas cosas en las que pensar.

Las personas dudosas durante el proceso de venta de su vivienda, deben de pasarlo realmente mal.

Esas mil dudas en su cabeza, el preguntarse continuamente y darse respuestas es muy complicado de gestionar.

Por ello pienso que el ayudar a resolver todas esas dudas, esas emociones, el poder dar respuesta a las preguntas que quizás el propietario o propietaria no sabe.

Es fundamental en cualquier agencia inmobiliaria.

Y por ello también el cliente debe de tener la suficiente confianza con nosotros como para contarnos sus preocupaciones.

Y nosotros como asesores y asesoras debemos de ponernos en su lugar, para poder asesorarle correctamente.

Que es para Marsala Home la venta..

Por supuesto que para mí vender una propiedad en Marsala Home es como culminar en positivo todo el trabajo que realizamos durante un tiempo para que saliera al mercado lo más bonita y atractiva posible.

Por supuesto que quiero venderla, no voy a engañar a nadie. Pero aprendí hace mucho tiempo que todo tiene su momento y su lugar.

Que no se debe de forzar nada, que todo debe de fluir y cada cosa que pasa es por algo.

La clienta que nombre al principio de mi post, decidió no vender aun habiéndole conseguido un precio que estaba por encima del valor de su propiedad.

La compradora se encapricho por lo que no le importaba pagarlo. decidió que no vendía y en esos momentos yo lo tome mal porque mi esfuerzo en esa propiedad fue muy grande.

Con el paso del tiempo otra clienta nos comunico que de momento quitábamos su vivienda de la venta, un problema familiar le obligaba a tomar esa decisión.

Esta vez lo comprendí mejor, porque si se abrió, si me contó, si se sincero conmigo. Seguimos en contacto porque si confió en mí, si dejo que le asesorara.

La escuche y le aconseje, por supuesto en cuanto la situación personal mejore, seguiremos ayudando a vender su casa.

Comprendí que cada persona tiene una vida distinta, maneras diferentes de afrontar un mismo problema y algunas siendo yo la misma siempre o eso creo te reciben de diferentes maneras.

La confianza ese pilar..

La confianza es un pilar para la venta de una vivienda, debemos de ganárnosla con nuestras acciones.

Y cada persona que tenemos como cliente es distinta por eso quizás la respuesta que le vale a uno no es buena para otra.

Tengo otra clase de clientes, los dubitativos quieren que les ayude a vender, pero repiten mucho que están muy a gusto en su casa, que les da pena cambiarse.

El apego a nuestra casa lo tenemos todos, es una emoción que nos une a los momentos vividos en los espacios de nuestro hogar.

No queremos olvidar esos recuerdos, deseamos mantenerlos con nosotros y pensamos que si nos mudamos desaparecerán.

Ahora mismo tenemos en venta una vivienda cuya propietaria duda mucho en venderla, aun teniendo la necesidad de vender.

Es complicado aconsejarla, debe de poner en una balanza sus pros y sus contras. Y decidir según se inclinara la balanza.

El resultado de este ejercicio fue que tenía muchas más ventajas vendiendo su casa. Y que una vida nueva en la que incluyera el cambio a otra vivienda le vendría muy bien.

Los recuerdos se los lleva en su corazón, ella sabe que pensara en cada rincón de su hogar el resto de su vida, pero que también se formaran nuevos recuerdos en su nueva vivienda.

Que Dificil es asesorar..

Es difícil el asesorar porque sé que unas veces acertare y otras no.

Trabajamos con clientes que vas conociéndolos con el tiempo, vas sabiendo de sus vidas. ¿Pero cómo aconsejo a alguien que acabo de conocer?

Siempre quiero acertar, pero entiendo que es muy complicado.

Pienso en todas las personas a las que ayudamos a vender su vivienda, en sus vidas, en sus vivencias ¡Son tan distintas entre sí!

Aun así, seguiremos intentado conocerlos mejor, porque de esta manera podremos ayudarlos mejor.

Generar confianza de la buena, de la sincera es lo que realmente importa para tener un buen trato con nuestros clientes.

Si con el paso del tiempo, algunos se convierten en amigos será porque algo hemos hecho bien.

Carmen Alonso

LOS CLIENTES ESOS GRANDES DESCONOCIDOS, O NO, MARSALAHOME

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =