QUIERO MI RINCÓN EXTERIOR INVERNAL

 

Quien tiene una terraza, tiene un tesoro ¿Porque renunciar a nuestro tesoro en los meses de invierno?

Los escandinavos son expertos en disfrutar de sus escasos rayos de sol. Para ellos la vida al aire libre es muy importante y el contacto con la naturaleza es fundamental.  El estilo decorativo escandinavo se extiende a sus balcones y terrazas llenándolas con una cálida decoración que invita a desafiar al frío.

Apliquemos a nuestras terrazas el credo nórdico

Un pequeño balcón, una gran terraza o un porche exterior no importa el tamaño que tenga

Ves de caza

Caza pieles sintéticas por supuesto, yo no veo viable otra opción. Mantitas mullidas y reconfortantes. Elige los colores fríos como la gama de los azules, los grises, los rojizos, los tonos tierra. Con ellos conseguirás un ambiente cálido.

Saca las agujas de hacer calceta

O ves a tu tienda preferida si no eres muy mañosa tejiendo. Escoge una manta de lana bien gordita. En beige o blanco iluminaran tu rincón invernal. Combinadas con las mantas de peluche, quedan geniales.

Te invito a tumbarte

Muchos cojines y de todas las formas. De lana te invitaran a recostarte sobre ellos, de fieltro, de telas gorditas y calentitas. Nunca hay bastantes cojines y en este caso muchísimos es la opción ideal.

Pisa con garbo

Una alfombra ligera es lo más práctico, son fáciles de enrollar y así podemos recogerla rápidamente cuando llueva. Te sorprenderás de lo acogedor que puede quedar tu balcón o tu terraza.

Que se haga la luz

Tiras de guirnaldas con pequeñas luces, lámparas auxiliares de pie, de sobremesa. Faroles con velas que además del aporte lumínico nos den un poco de calor. Juguemos con distintos focos de luz, conseguiremos crear un efecto de atmósfera muy agradable en nuestro pequeño rincón exterior.

Hipnotízate con el fuego

Las estufas para exteriores cada día tienen unos diseños más bonitos. Si tu terraza es descubierta una grande de las que se ven sus llamas a través de sus cristales sería una apuesta segura. Si el presupuesto no te alcanza, existen unas de sobremesa que no pueden ser más llamativas y acogedoras. El fuego es hipnótico contemplarlo relaja y nos llevara a un estado de bienestar.

Piensa en el otoño

Necesitamos un toque cálido con elementos otoñales. Unos sillones en madera natural nos ayudan a enfatizar esa sensación de calidez. Una cesta de mimbre llena de troncos o de piñas. Una escalera echa de troncos, con madera reciclada. Los objetos decorativos nórdicos siempre tienen un toque natural. Esas maderas en nuestro espacio exterior nos trasladaran hasta los paisajes de alta montaña.

Nuestro especial armario invernal

Todos esos elementos decorativos deben de tener un lugar de almacenaje. Piensa en cuando llueve o en un día de aire. Un baúl, un pequeño armario nos servirá para resguardar todas nuestras cosas del frío y de la humedad.

Prepárate un café, tú té preferido, deja siempre el último libro que estás leyendo, en tu especial habitación exterior

Sal, respira hondo, acomódate bajo tu cálida manta, pasaran las horas sin darte cuenta

Convirtamos nuestros espacios exteriores en los preferidos de la casa  

Tu terraza es como un trocito de cielo, no renuncies a ella por el frío

Carmen Alonso

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 19 =