TIPS PARA LA CREACIÓN DE IDEAS TRABAJEMOS LA CREATIVIDAD

 

¿A ti no te pasa que hay días en los que tu mente parece que no avanza y que tienes la sensación de ir marcha atrás todo el tiempo?

Yo hay días en los que tengo como una especie de muralla en mi cerebro con la que me golpeo una y otra vez cada vez que intento pensar, solucionar, proyectar. Necesito urgentemente ideas y no me llegan. Mis pensamientos son como una especie de” Día de la marmota” se repiten una y otra vez, como en un círculo vicioso.

La creatividad es un bien preciado que necesitamos a diario

En mi trabajo necesito esa dosis de inspiración, esa creatividad diaria. Pero que hacer los días en que nos sentimos fatigados, faltos de ideas y sin fuerzas para llevar a cabo un proyecto, un trabajo. Necesitamos esa mano celestial que nos muestre esa idea genial que no somos capaces de encontrar.

Los días en los que mi mente entra en bucle, activo uno o varios de estos consejos esperando a que alguna musa despistada me visite

Ojos de búho

Bien abiertos, no te pierdas nada de lo que ocurre a tu alrededor. Todos los días pasan cosas nuevas, de todas esas vivencias se aprende. Se curioso. Pregúntate los porqués de tus experiencias diarias.

Yo que soy tan despistada, intento concentrarme, mirar, observar.

Pensamiento lateral

Distintos tipos de visión, ver las cosas enfocando desde varias perspectivas diferentes.

A mí me aclara ideas, unas las afianzo, otras las desecho.

Desconecta

Apaga tu conexión con el mundo. Apaga la televisión, deja descansar el portátil, has una cura de móvil. Toma distancia. Date un paseo, respira hondo, camina. Busca lugares tranquilos abiertos a la naturaleza, al mar.

Lo fines de semana hago una cura de tecnología, importantísimo para comenzar la semana descansada.

Juega

A reírte a carcajadas, a gritar como nunca lo hiciste, a saltar a la pata coja.  ¡Tonterías sí, pero y lo bien que te quedas!

Para mi es súper fácil de ponerlo en práctica, juego con mis perros, me tiro al suelo con ellos, hacemos guerra de juguetes. Solo el verles tan felices a mí me activa.

Crea silencio escucha el silencio

¿Difícil verdad? Escoge un momento en solitario, descarta todos los pensamientos diarios con los que tienes que lidiar cada día. Piensa en un lugar en el que no hay ruido. Una playa solitaria, por ejemplo. Concéntrate en el rumor del mar. Pon tu mente en blanco, escucha el silencio, recréate en él.

O mejor ves a esa playa, acércate a esa montaña que siempre te relaja.  Yo lo tengo muy fácil, vivo a unos minutos andando de la playa de la Malvarrosa en Valencia. Si me siento sin inspiración una dosis de brisa marina me llena de energía y me abre la mente.

Tu actividad favorita tú y tu mundo

Escribir, dibujar, repostería, tejer, nadar. Pásalo bien, disfruta con lo que te gusta. Solo tú y tu mundo, asegúrate que nada te distraiga.

Mi mundo son mis pinceles, mancharme las manos con pintura, momentos solo para mí, abstraerme de todo y de todos.

Focaliza ve al grano

Recuerda el objetivo de tu proyecto, que quieres solucionar, que quieres contar.

Me cuesta muchísimo llevarlo a cabo porque cuando pongo en práctica alguno de los anteriores tips, me abstraigo, me relajo y me olvido del objetivo que tenía que resolver. Pero siempre hay que regresar a la realidad. Y ese tiempo de desconexión a mí me ayuda a digamos, reiniciarme.

El acto de escuchar requiere la práctica del silencio

Debemos de colocar nuestra mente limpia de pensamientos diarios viciados

Dejemos entrar aire fresco

Dejemos que se encienda la bombilla

Carmen Alonso

 

 

 

 

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + dos =