UN REFUGIO MARINERO

 

Una antigua caseta de pescadores donde se guardaban los aparejos de pesca, reconvertida en un espacio ideal para unas vacaciones bohemias y relajantes. Maravilloso para disfrutar de unos días de descanso muy recomendable para nostálgicos y románticos.

Situado en Provincetown en  un pequeño muelle pesquero  histórico llamado Bahía de Cabo Cod, en el estado de Masachusetts en Estados Unidos. Este asentamiento fue fundado por los colonos ingleses en el 1602. Con el paso de los años comunidades de artistas, escritores, hippies se refugiaron en él. Famoso por sus espectaculares paisajes, playas, senderismo, caminos para bicis, restaurantes, galerías de arte, teatros y vida nocturna.

Desde el salón de este peculiar bungalow  disfrutamos de un paisaje impresionante de arena, agua, sol y barcos. La puerta azul conduce a una ducha, esta tiene otra puerta para entrar desde el exterior. Llegas de la playa y directamente te quitas la arena. En el altillo un dormitorio abuardillado  que mira directamente al mar,yo me pido este.Cuando hay marea alta cubre los pilares sobre los que se asienta, te sentiras en medio del mar. Me imagino descansando en el mientras oigo las olas rompiendo debajo de mi. Sentirte que estas en un barco pero en realidad es como una casa flotante, el mar se mueve y tu permaneces quieto.Sillones vintage de cuero desgastado, sofá de rattan, viejos suelos de madera, una delicia para la relajación.

La Bahia de Cap Cod es de los pocos lugares de la costa Este donde se puede ver la puesta de sol sobre el agua. Considerada una de las mejores playas de América de momento la dejo pendiente en mi lista de deseos que algún día realizare sí o sí.

 

 Via https://captainjackswharf.com/
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 10 =